#

Tus flores frescas

Floristerías Madrid a domicilio

Pedidos online, por teléfono o whatsapp.

Floristas en Madrid desde 1997 | Haz tu pedido y recibelo hoy

ENVÍOS GRATIS Y EN EL MISMO DÍA

Gestión de Pedidos

Recién Hecho.

Las flores que envías, siempre frescas, salen de nuestros talleres florales en Madrid. Los ramos se confeccionan en el día y con pocas horas de antelación a su entrega.

Entregas personales siempre en mano.

Siempre entregamos en mano, es elegante, personal y espontáneo. Cuando se abren las puertas, las caras de sorpresa y alegría son un momento lleno de magia.

Presentación de los regalos florales.

A no ser que tu nos indiques lo contrario, nunca llamaremos con antelación para contactar con los destinatarios de los envíos. Si por cualquier circunstancia especial tuviésemos que hacerlo, tan sólo diríamos: Tenemos una sorpresa para Ud. (sin más detalles).

No somos ni tenemos intermediarios.

El hecho de que todo el proceso de compra y envío corra única y exclusivamente a nuestro cargo, nos permite tener un control total sobre los pedidos y la calidad de estos, conocer e informar en tiempo real sobre cualquier problema que pudiese haber y reducir los costes en tu beneficio.

Compromiso en la entrega de flores.

Tras llamar al timbre, si nadie responde en el domicilio, contactaremos con la destinataria o con Ud. a través de los teléfonos que nos ha proporcionado, y le pediremos instrucciones, antes de abandonar el lugar de entrega: Entregarlo en portería, a un vecino, etc.

Entregas en oficinas, Hospitales, clínicas, colegios o lugares de trabajo.

Las entregas se harán en mano, subiendo a la planta, habitación o llegando hasta el lugar en que se encuentre el destinatario/a del envío. En los casos de empresas y entidades que tengan registros o recepciones, como norma general, tendrán restringida las entradas de personal no autorizado, los regalos se dejarán a cargo del personal de recepción, con todos los datos necesarios para localizar al interesado/a.

Consulte más sobre horarios

Tu carrito está vacío