Envío de flores grátis en Madrid

Envío de flores grátis en Madrid. Entregas en el mismo día.

Los Claveles en Madrid. Tradición y significado

Los Claveles en Madrid. Tradición y significado

El significado de los claveles.

La tradicón en Madrid.

Aunque no existe ningún texto histórico, o en su defecto, referencias sobre el tema de cual es el significado que se debe atribuir a los claveles en la cabeza de las chulapas, en las fiestas, si hay una tradición, que se ha transmito de forma oral, respecto al uso, color o número de estas flores. 

En lo que si que hay coincidencia plena, es que no hay nada menos castizo y anti natural, que endosarse un para de claveles artificiales, de plástico en la cabeza. Parece que el criterio de muchas madrileñas, de hoy en día, a la hora de elegir los claveles que lucirán, es que hagan juego con los colores de su vestido.

Volvamos a esa tradición, transmitida oralmente, a la que antes hacía referencia, y la cual aconseja:

Para las mujeres viudas, tres claveles, dos de color rojo y uno de color blanco. Para las mujeres casadas, dos claveles, ambos de color rojo. Si la mujer está soltera, utilizará dos claveles de color blanco. Dos claveles: uno blanco y otro de color rojo para las señoritas comprometidas y con novio.

Todo lo anterior, nos hace pensar, con sorna y no sin cierta ironía, que la sociedad ha evolucionado mucho y con ella los estados civiles. Podríamos asociar otras combinaciones de colores para las parejas de hecho, para las mujeres solteras con hijos y que no tienen intención de establecer ninguna relación sentimental estable, para las mujeres divorciadas, para las que forman parte de una relación poliamorosa, etc.

El cultivo del clavel en España, ya bien sea para uso doméstico o para ventas al por mayor, está muy extendido en la península, sobre todo en el sur y en el centro. Es una planta robusta que aguanta perfectamente las condiciones climáticas extremas, tanto en invierno como en verano.

El significado del clavel es una síntesis que expresa orgullo, fascinación y belleza. Además de esta significación amplia, a cada color se le atribuyen diversos matices.

En la antigüedad, los cultivos de esta flor, sobre todo en El Imperio Romano y La antigua Grecia, eran amplios y numerosos. Además de ser utilizada como elemento ornamental en la decoración de hogares y fiestas, era ofrecida como ofrenda a los dioses. Según la tradición cristiana, los primeros claveles blancos, florecieron en el lugar en el que se derramaron las lágrimas de la Virgen María frente a la cruz de la cual su hijo pendía agonizante. Añade esta tradición, que la flor, los pétalos del clavel, están arrugados como el corazón de María durante la agonía.

Aunque hoy en día en la festividad del día de la Madre, el hecho de regalar flores está muy extendido, fue a mediados del siglo pasado, teniendo como protagonista a esta hermosa flor, cuando comenzó a arraigarse esta tradición.

El clavel blanco es la representación de la pureza, la inocencia; el amor puro, sincero y honesto.

El clavel rojo es sinónimo de amor, de aprecio, de orgullo y admiración.

El clavel rosa es amor profundo, amor incondicional, como el vínculo de una madre con sus hijos.

Para los más caprichosos y antojadizos tenemos los claveles de color violeta.

Si te sientes, ofendido o rechazado, o por si el contrario quieres ofender o rechazar a alguien, los claveles amarillos serán tus silenciosos aliados. Si la ofensa o el agravio te han dejado apesadumbrado o depresivo, luce un clavel, de cualquier color surcado por rayas, es la esencia de la negatividad.

En el comercio minorista de flores y plantas, al menos en Madrid, y avalados por la experiencia de tratar con el público durante más de 20 años, podemos decir el uso y la venta de claveles ha descendido mucho en los últimos 10 años. Los gustos de los consumidores en el sector del arte flora van por otros derroteros. Gran parte de los clientes que realizan encargos de arreglos florales, dejan bien claro su intención de que no incluyamos claveles en las composiciones florales que nos encargan. Consideran a esta flor como a un icono demasiado rutinario y manido; otros la asocian con eventos fúnebres.

Como dato curioso podríamos añadir que el clavel que más se vende no proviene de mercados ni cultivos nacionales. Se importa desde países com Ecuador y Colombia. Los cultivadores de Latino Ámerica, consiguen flores de una calidad superior a las cultivadas en el Mediterráneo, gracias a las condiciones climáticas particulares de su países. Las flores provenientes del otro lado del Atlántico, tienen tallos de mayor calibre y corolas mucho más grandes que las nacionales. También estos cultivadores han conseguido variedades de colores realmente sorprendentes, frescos, originales y vivos.